Jump to Navigation

Presentación del "Mapa de Pueblos Indígenas, Áreas Protegidas y Ecosistemas Naturales de Centroamérica"

Hay una relación vital entre las poblaciones indígenas y el resguardo de los ecosistemas naturales.

La UICN, con el apoyo de la Cooperación Danesa y National Geographic, lanzó un Mapa de Pueblos Indígenas, Áreas Protegidas y Ecosistemas Naturales de Centroamérica de alta tecnología, que cuantifica la riqueza natural en zonas habitadas y protegidas por Pueblos Indígenas.

En un evento paralelo organizado en el marco del Foro Indígena de las Naciones Unidas, el pasado jueves 12 de mayo, un grupo de líderes indígenas, cartógrafos y ambientalistas lanzaron el mapa más completo jamás producido en la región que es hogar de 80 pueblos indígenas diferentes distribuidos a lo largo de los siete países centroamericanos.

Desarrollado por la UICN, en colaboración con 3500 indígenas de la región que abarca desde Guatemala hasta el Parque Nacional Darién en Panamá, el mapa fue creado utilizando tecnología de imagen satelital. El mapa también incorpora información crítica en el tema de cobertura boscosa y relacionada con los límites de áreas protegidas, que fue proporcionada por los gobiernos centroamericanos.

“El mapa ha sido construido desde las comunidades; tiene su legitimidad porque han sido estas las que han dicho ‘aquí estamos nosotros; esto está pasando en nuestras comunidades’”, indicó Jesús Amadeo Martínez, presidente del Consejo Indígena Centroamericano (CICA).

Basado en conocimiento ancestral, el mapa de “Pueblos Indígenas, Áreas Protegidas y Ecosistemas Naturales de Centroamérica”, detalla cuerpos de agua y elementos topográficos que habían pasado desapercibidos en estudios geográficos anteriores, los cuales se basaron en imágenes satelitales que no lograban penetrar coberturas boscosas o sondear ecosistemas marinos. En contraste con la mayoría de mapas producidos en el pasado, el mapa actual incluye la ubicación de comunidades indígenas a lo largo de toda la región.

El mapa nuevo también es el más completo que se ha producido en cuanto a los ecosistemas marinos de la región, mostrando estupendos detalles de arrecifes de coral, zonas de anidación de tortugas y hábitats de manatíes en los dos océanos que bordean el istmo.

Esta investigación, que demoró dos años, comprueba lo que otras organizaciones como la Rights and Resources Iniciative y el World Resources Institute han publicado respecto a la relación intrínseca entre los pueblos indígenas y la conservación de los recursos naturales del mundo: son los territorios indígenas los que resguardan de mejor forma el equilibrio de los ecosistemas; mucho más incluso que en otras áreas protegidas alrededor del mundo.

Es por ello que se vuelve una prioridad respetar los derechos de estas poblaciones a sus territorios y que las legislaciones nacionales e internacionales les garanticen soberanía y autonomía en sus tierras. La tenencia de tierras y el acceso al financiamiento climático son claves para que los pueblos indígenas desarrollen su gobernanza y puedan seguir resguardando los recursos del planeta.

En los siete países centroamericanos, desde Guatemala y Belice hasta Panamá, habitan 80 pueblos nativos que ocupan el 40% del del istmo, la mayoría de los territorios indígenas se ubican en el Caribe, donde mejor protegidos están los ecosistemas. El 44% de los bosques de la región son resguardados por estos grupos.

“Este mapa muestra que donde viven los pueblos indígenas se encontrarán los recursos naturales mejor conservados. Ellos dependen de esos recursos para sobrevivir, y el resto de la sociedad también depende de ese papel que cumplen como protectores, para el bienestar de todos nosotros”, dijo Grethel Aguilar, directora de UICN para México, América Central y Caribe.

El modo de vida de estos 80 pueblos indígenas en Centroamérica y del mundo en general favorece el buen estado de los bosques tropicales y las selvas del planeta, esto es particularmente importante para aquellos ecosistemas que son frágiles, como humedales, manglares, pastos marinos y corales.

Esta investigación sumada a las anteriores mencionadas “va a permitir que las organizaciones indígenas cuenten con un instrumento que les permita incidir para tener un mayor rol en la conservación de los recursos naturales, que permita propiciar un diálogo con los Estados y con las organizaciones conservacionistas”, manifestó Ramiro Batzin, director de la Asociación Sotz’il de Guatemala y miembro del CICA.

Fuente: https://medium.com/@alianzabosques/hay-una-relaci%C3%B3n-vital-entre-las...



Main menu 2

Dr. Radut Consulting